Villa de la Santísima Trinidad: magia colonial auténtica.

Ensueño o cantos de sirenas

Ciudad de mil amores, antorchas y carnavales. La tercera villa fundada abre las puertas de su corazón a todos los viajeros que se le acercan. Fundada a principios de 1514, por Diego Velázquez de Cuéllar. El Conquistador arriba en diciembre de 1513 y, enamorado de lo que ve, a principios de febrero de 1514, ya fundaba la Villa de la Santísima Trinidad. No sin antes haber pasado una suculenta Navidad agasajado por el Cacique Manatiguahuraguana –supongo que había que respetar su nombre completo a la hora de llamarlo.

Un dato curioso: del puerto de Trinidad zarpa rumbo a México, nada más ni menos, que Hernán Cortés, en 1518.

Orígenes: se recogen numerosas evidencias de que hubo varias migraciones. Los primeros habitantes oficiales eran de origen arahuacos. asentados en el cacicazgo Siboney. Se dedicaban a la pesca, la recolección, la caza, la agricultura, y una cerámica rudimentaria, para la cual empleaban conchas marinas y huesos.

Era un asentamiento donde se encontraba mucho oro, pero al acabarse “huye pan que te come el diente”… Solo quedaron 6 familias de españoles en la región de Trinidad. Por su estupenda posición para los viajes marítimos, durante los primeros siglos, fue el principal foco del contrabando con corsarios y piratas del resto del Caribe.

Luego el Valle de los ingenios le ofrece ser la Villa más floreciente en la industria azucarera. Sobre 1830 familias prósperas construyen sus palacios acá por lo que al visitar la ciudad podrás distinguir palacios como los de las familias: Borell, Iznaga, Don Justo Cantero, Conde de Brunet, Bécquer. Al establecerse en la Villa varios consulados, se recibían visitas de personajes distinguidos de todo el mundo.

Pronto volvió la decadencia y comienza la guerra contra España. Los del grupo independentista queman cafetales y plantaciones. Pero por la fuerte custodia de la colonia esta ciudad se mantiene fuera de los primeros enfrentamientos nacionales. Después de 1895 fue que se presentó a la guerra aunque no por mucho, pues con la intervención de USA, todo su mercado depende de la nación del norte.

Durante la época de la república, por la escases de caminos y la protección de las montañas que le rodean se mantiene aislada de las nuevas influencias arquitectónicas del Neoclásico y del Art Decó. Por su extrema pobreza comienzan las emigraciones hacia otras partes de Cuba y el extranjero.

Esta ciudad , de biorritmo trigonométrico, prospera gracias a lo emprendedores que son sus habitantes.

El sanatorio antituberculoso de Topes de Collantes 1936 y las construcciones de las carreteras de Sancti Spiritus y Cienfuegos 1950, 52 le permiten integrarse al resto del país. Se dice que hubo un paulatino desarrollo después del triunfo de 1959. Es en 1980 que se le presta atención al turismo. Para ello se comienzan las obras de restauración de las piezas patrimoniales.    

A su vez, se construyen, de manera progresiva, instalaciones destinadas al turismo, y se funda la oficina del historiador en 1998. Por esa fecha comienzan los senderos del ecoturismo en las Montañas del Escambray, respaldado, en aquel entonces por Topes de Collantes y por las casas de alquiler.

Ya era hora de ver este encanto en el corazón de la isla. El aura de sus calles de piedra, verdadera, te hacen volar. No encontrarás aquí un producto orquestado, hecho para el turismo. En el centro histórico de la ciudad disfrutas de una magia verdadera, auténtica de los ecos de la colonia. Es mágico.

centro-historico-ciudad-de-trinidad-cuba

Ya era hora de ver este encanto en el corazón de la isla. El aura de sus calles de piedra, verdadera, te hacen volar. No encontrarás aquí un producto orquestado, hecho para el turismo. En el centro histórico de la ciudad disfrutas de una magia verdadera, auténtica de los ecos de la colonia. Es mágico.

En 1988, la UNESCO declara a El Centro Histórico de Trinidad y El Valle de los Ingenios: Patrimonio de la Humanidad.

¡Me voy a la playa!

Acá tenemos dos centros de playas: La Boca y Ancón. La Boca es una hermosa combinación de costa y playa a la desembocadura del Río Arimao. Es un entorno agradable y mágico. Al amanecer, donde puedes ver a los pescadores en sus faenas y disfrutar del aroma del río mezclado con el mejor Café de la Sierra del Escambray. Al atardecer, las destellantes rasgaduras del cielo cargados de un naranja emocionante te hacen recordar a las Rimas, de Bécquer. Al final de la desembocadura tienes unos 500 metros de arena. Esta playa tiene la peculiaridad de que casi todas las casas son de alquiler.

Playa-la-boca-trinidad
Playa La boca, donde el rio se una con el mar.
playa-ancon-trinidad
Playa Ancón, arena fina para tu disfrute

En el otro lado (este) y frente a la Bahía, tienes a la Península de Ancón, el paraíso playero de los trinitarios. Disfruta de 4 kms de arenas bien finas y blancas donde se emplaza el Hotel Ancón. El borde entre la calle hacia el hotel y la playa lo protegen arbustos de Caletas, por lo que tienes un sombreado espacio para el picnic.

Como los vientos en la Isla de Cuba provienen por lo general del norte nordeste, en muy escaso encontrar fuerte oleaje en el litoral sur; por lo que el sosiego y la calma te relajan más que en la era de hielo.

¡Pero no te acomodes, porque en las noches puede suceder cualquier cosa! 

En toda la ciudad, cuando encienden las luces, se iluminan también los corazones volcánicos de los trinitarios, rumberos por excelencia. El son sazona a quienes la habitan, ciudadanos y extranjeros, siempre dispuestos a la pachanga; y más emocionados y electrificados que los personajes de Vargas Llosa.

Entre las tradiciones más festejadas son las de la Candelaria, de origen canario. San Blas, La Cruz de Mayo, Fiesta o carnaval de San Juan, el Corpus Christi, que devino luego carnaval trinitario.

Turismo de ensueño

centro-historico-Villa de la Santísima Trinidad-cuba

Inigualable, auténtica heredera, Trinidad es el primer destino turístico del centro del país. Su sistema arquitectónico colonial es uno de los mejores conservados de toda América.

Cuando el turista camina por estas calles empedradas disfruta de un conjunto de plazas, callejuelas, casonas, palacios, museos, casas-museos… Y otras instituciones culturales y de esparcimiento que le harán explotar su mente.

El polo turístico de Trinidad es uno de los más completos de Cuba. Posee una combinación perfecta. Hoteles como Grand Hotel Iberostar Trinidad, La Ronda,  Ancón, Costasur, Brisas Trinidad del Mar, abarcan todos los gustos exigentes.

No te pierdas el salto del Caburní, en el microclima de Topes de Collantes, inigualable reserva ecológica. Para ello tienes las instalaciones para el turismo de salud Hurhotel Escambray y Hotel Los Helechos.

Salto-del-caburni-topes-de-collantes-cuba

¿Y que me dices del Hotel Las Cuevas? Cubierto de leyendas de piratas y tesoros perdidos, bajo el amparo de las inmensas cuevas que le rodean.

Me encanta el ecoturismo

¿Te agrada el ecoturismo? A mi me aloquece. Cuando vengas a Trinidad no puedes dejar de visitar el Parque de Topes de Collantes. El entorno, los senderos, la estancia, la flora y la fauna de estos parajes son sensacionales. Podrás encontrar aves que están en más peligro de extinción que las sobremesas en tiempo de covid-19.

Las montañas son hermosas. No porque yo sea del Escambray, pero son las más bellas de Cuba. Oscilan entre 400 y 1000 metros; con pendientes abruptas, inclinadas, soberbias. En algunos lados agradables para lanzarse en yagua cuesta abajo. ¡Aaaay! Eso es tener una infancia feliz.

Por esta zona del Escambray, el más alto es Pico Potrerillo, cerca de Topes de Collantes, alcanza los 931m. ¿Y las cuevas? Espeluznantes cuevas podrás encontrar en todo el Escambray. Desde pequeñas incisiones en las rocas, hasta el Sistema de cuevas del Valle de La Cantoja. Algunas galerías de este  paraíso sobrepasan los 500 metros de escalofriantes recovecos. En el museo de Arqueología de la ciudad se exponen restos de los asentamientos encontrados en estas cavernas.

Trinidad posee una rica fauna: mamíferos, aves, invertebrados, peces, anfibios, reptiles. Algunas de estas especies más endémicas que la Reina de Inglaterra; en su hogar, claro. Sorprenden el murciélago mariposa, las cotorras, pericos, carpinteros, azulejos, mariposas, negritos, tomeguines del pinar…, estos últimos los más abundantes.

zunzuncito-el-ave-mas-pequeña

¡Tan, tan! El premio compartido se lo llevan estos dos: el zunzuncito (Mellisugahelenae), como el ave más pequeña; y el sapito (Sminthilluslimbatus), el más pequeño de los anfibios.

el-sapito-el-más-pequeño-de-los-anfibios

Lo que más me agrada son las temperaturas. Por encontrarse así, las medias del verano son de 26-28 ºC y de 22 a 24 ºC en el invierno. En las montañas se mantienen entre 5 y 6 ºC por debajo de esa media. Topes de Collantes sobresale siempre en los telediarios entre las temperaturas más bajas de toda Cuba.

Ciudad Artesanal del mundo

El 30 de julio de 2018, deviene la Ciudad Artesanal del Mundo. Así la declara el Consejo Mundial de Artesanías (WCC), al poseer el mayor arraigo a las tradiciones manuales de sus más de mil artesanos, heredadas de sus antepasados.

El amor que le profesan a su conuco convierte a Trinidad en la primera villa del interés del turismo nacional y extranjero. 

Estas labores manuales representan la subsistencia de numerosas generaciones de trinitarios. Por suerte para el país, sus trabajos se comercializan en varias Ferias nacionales e internacionales. En esta ciudad de calles empedradas cobra vida la artesanía de manera permanente. Los tejidos de guano para sombreros, jabas y cestas; las técnicas de tejidos frivolité, el deshilado, los encajes heredados de Tenerife o los de bolillos o los de crochet miñardí; los parches vistosos y coloridos… Manualidades todas, que nos ofrecen el collage artístico de sus tradiciones. 

Prendas-artesanales-en-la-Villa de la Santísima Trinidad-cuba
La-exquisitez-de-los-artesanos-de-trinidad


Te lo digo: es mágica.

2 comentarios en “Villa de la Santísima Trinidad: magia colonial auténtica.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *